La obra, un reclamo histórico de los vecinos de la zona, se realizó en el tramo que va desde Quetgles hasta Soldado Argentino.

Sanear, en conjunto con el Municipio de San Antonio de Areco, concretó el asfaltado de la calle Rivadavia. La obra, un reclamo histórico de los vecinos de la zona, se realizó en el tramo comprendido entre las calles Quetgles hasta Soldado Argentino.
Este trabajo se dio en el marco de un plan integral de mejoras en las calles, que incluyó la realización del asfalto, cordones, cunetas y bacheo en distintos puntos estratégicos de la ciudad.